miércoles, 30 de abril de 2008

Basta ya de insustancialidades

Ya está bien. Lo he decidido. Hoy tengo que poner en mi blog (admitir que estoy cogiendo ritmo con lo del blog!!! -cuando una trabaja sola se anima una a una misma-)algo sustancioso. Además, se conoce que lo de los poderes de ayer más que racha era flus, sin más, por que again - ¡Viva Vaughan!- no adivino ná de ná. He vuelto a la intuición sin más. Y volviendo a lo sustancioso, ayer anuncié que hoy diría cuales eran mis verdaderos poderes. Y sin más preámbulos -que si no corro el riesgo de olvidarme de lo sustancioso- mi verdadero poder es la oración. Sonorá fuerte. Pero es verdad. Los cristianos sacamos la fuerza de la oración. Y en el Opus Dei así nos lo enseñan. La oración es lo primero. Así que mañana aprovecharé mi entrada para explicar de que va esto de la oración. Mientras, a rematar el día de hoy y que viva el puente!!!

No hay comentarios: