lunes, 12 de mayo de 2008

Y seguimos con lo de la presencia

Volvemos al monday, aunque para los madrileños hoy es como si fuera martes, porque el jueves es la fiesta de San Isidro. No es puente, pero no está mal la verdad. Por lo demás, el fin de semana muy bien. No sé si mis lectores habrán hecho los deberes. ¿Alguien se ha leído el capítulo que mandé el otro día leer? A lo mejor con esto del blog descubro que tengo vocación de maestra. El caso, para ir concretando, es que lo de vivir la presencia de Dios durante el día es una de las mejores cosas que le puede pasar al cristiano. Te cambia la vida. Una compañera de la Universidad un día me decía: "¿Qué es mejor, tú que tienes a Dios o yo, que no lo necesito?" No se trata de mejor o peor. Aquí todos hacemos lo que podemos. Yo a Dios claro que le necesito, me da una fuerza que no tendría para afrontar el día, y un sentido sin el cual, tanto hacer y tanto correr (que eso sí que lo hacemos todos), no tendría ningún sentido (valga la redundancia). ¿Y cómo se vive eso de la presencia de Dios? Esto ya lo contaré mañana, que si no corro el riesgo de aburrir a mi querido público, que no sé si tengo, pero es la hora de la sesión de animación matinal. See you and good day (algo tenía que poner de Vaugahn!!!!)

2 comentarios:

pregunta, si algo queda dijo...

¡Está muy bien tu blog, animo!

Anónimo dijo...

He leído sólo las últimas entradas, pero de momento me gusta.Volveré a entrar para comentar algo.Por cierto hoy es día 13, Virgen de Fátima, ¿qué pasa que los del Opus no le teneis devoción?