viernes, 20 de junio de 2008

Volvemos con lo de la contrición

Y la verdad es que quería volver. No por nada especial, sino por que no quiero dar la impresión -con lo que conté en la entrada de "Seguimos con lo de rectificar"- de que el cristiano es un tipo que hace lo que puede y que le da igual hacerlo bien o no, por que como Dios es Padre y siempre perdona... pues allá vamos y da igual todo. No. No funciona esto así. Precisamente, por saberse hijo de Dios el cristiano tiene la ilusión de poner contento a Dios con todo lo que hace, con la tranquilidad -eso sí- de que Dios es Padre y nos conoce y sabe que a pesar de nuestras luchas, unas veces las cosas salen y otras no. Decía San Josemaría que la vida del cristiano es eso: comenzar y recomenzar. Y en esas estamos. Por lo demás todo sigue bien por aquí. Algunas de mi centro ya cansadas de tantos exámenes, pero creo que va a haber éxitos, y las currantas con muchas ganas ya de veranito, como todo hijo de vecino por otra parte. Seguiré escribiendo mañana.
PD: Me piden que ponga una foto mía. A ver si termino con la operación "verano baja unos kilitos" y pongo foto. Tal como estoy no puedo salir en la Internessss!!!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vaya, parece que me leiste el pensamiento, gracias por la aclaración (va a resultar que realmente tienes poderes). Volviste a decir mañana y mañana por ahora no existe en tu blog. Hasta la semana que viene, porque sí me he enganchado a tu blog aunque no me publiques. Tranquila por las horas y las fechas podrás ver que no lo hago durante el trabajo je