miércoles, 15 de octubre de 2008

Good morning everybody!!!

Hola de nuevo. Ayer terminé mi entrada casi casi por derribo, ya siento pero me tenía que ir. Pero lo importante es que aqui estoy de nuevo. Podría no estar, por que he tenido la suerte (o desgracia, ahora diré por qué) de que ayer se me olvidó ponerme el despertator (es vena Vaugahn de andar por casa). Así que, si no llega a ser por el ruido de fondo, podía seguir durmiendo que, la verdad, tengo bastante capacidad. La cosa es que en lugar de a las 6.15 me he levantado a las 6.37. Y aunque parezca poco, a esas horas, 22 minutejos, no dejan de ser 22 minutejos. Y uno lo agradece, aunque -por eso decía lo de la desgracia- he tenido que correr un poco más para llegar a la hora, y la verdad correr a esas horas, como que en fin Serafin. A lo mejor alguno piensa que para qué me levanto tan pronto. Aunque mucha gente se levanta a esa hora. Y me gusta que hoy forme parte de mi día a día haberme dormido. Así también sale la hora de levantarme. Mis dos últimas entradas, han sido contar como hacemos en el Opus Dei para que nuestro trato con Dios sea intenso y podamos luego encontrarle en todo lo que hacemos, haciendo de lo ordinario, la materia de santificación. Quizá alguno pensara al leerlo que con tanto rezo, a ver de donde sacamos tiempo para lo ordinario, lo de cada día. y es que para que eso, y te dé tiempo a dedicar al trabajo las horas que todo hijo de vecino dedica, tienes que organizarte - con alegría, no en plan angustioso- para que todo quepa. Hacer lo que debes y estar en lo que haces. Y eso todos los días, sí que va convirtiendo lo de cada día, en algo curradete. En mi centro a las 7 hacemos media hora de oración y a las 7.30 tenemos Misa, y después todas salimos a nuestros trabajos, clases, cada una lo que tenga. Seguiremos hablando. Por cierto, en el Sinodo de la Palabra que se está celebrando en Roma, una ponente china le ha sugerido al Papa que abra un blog en el que comente cada día un versículo del Evangelio. A ver si cuaja esta sugerencia. Sería una buenísima aportación en el mundo de los blogs. Pero mientras sale, volvamos al mundo real que es el que realmente es real. Allá vamos.

8 comentarios:

gueRRera de la LUZ dijo...

Qué sueeeeeeerte tener una Misita en casa mmmmm... lujos de ser sólo del Señor, no?

Anónimo dijo...

"haber de donde sacamos tiempo". A VERRRRR!!!Y dices que eres periodista?
Menos Vaughan y más R.A.E!

Ángel dijo...

Anónimo ¿cuál es tu blog? para pasar un ratito y visitarlo.

Anónimo dijo...

ha vuelto anónimo preferido!!es el que da vida a este blog, pensaba que habias muerto, o es que se te han acabado las preguntas???......

Ángel dijo...

Gestiono también www.opusdeienelmundo.wordpress.com; te hice un poco de publicdad. Si no te parece bien, me dices.

Helena dijo...

Hola Lidia!!
Encontré tu blog por casualidad y me alegro un montón. Ánimo, sigue escribiendo.

Matt Bryan dijo...

me ha dixo un pajarito q ayer fue tu cumple. espero q lo pasaras bien. dl anonimo, ni p... caso; tú a lo tuyo. a la guerrera de la luz dile que esa foto a lo vampiresa es d friki. salu2

Anónimo dijo...

Una pregunta. ¿El plan de vida es el mismo para un numerario que para un supernumerario? lo digo por que cuando pienso en estas cosas, me da la sensación de que si que es el mismo. Pero hay una diferencia y es que el numerario tiene "exclusividad" con Dios, mientras que un supernumerario tiene que dedicar el mismo tiempo a Dios que el numerario y además "sacar" tiempo para atender a toda la familia. No se si hay algo que no sepa, pero a mi me parece complicadísimo que un supoernumerario pueda llevar a cabo todo el plan de vida