jueves, 2 de octubre de 2008

Hoy tenía que escribir

Hoy no hay excusa. No podía ser que en un blog que lleve por título Mi día a día en el Opus Dei, no escribiera algo el día del ochenta aniversario de la Fundación. La verdad es que de momento el día va muy bien. Dentro de un rato iré a hacer una Romería (ir a ver la Virgen a alguna ermita o Iglesia a ella dedicada) para dar gracias por la Obra, por mi vocación y pedir por mi fidelidad y la de todas las personas de la Obra. Y luego claro está, la comida. Sigo con mi propósito firme de saltarme el régimen. Faltaria más. Por lo demás todo muy normal. Para algo nos santificamos con lo ordinario. Os animo a entrar en la web de Opus Dei, hay cosas muy interesantes en relación a esta fecha.

4 comentarios:

Ángel dijo...

Hoy, te lo aseguro, estoy rezando por la fidilidad de todos vosotros y a ti doblemente, animándote a seguir escribiendo este blog.

Quita las letraaaaaaaaas!!!

amor en libertad dijo...

lo de saltarse el régimen me parece genial, misericordia quiero y no sacrificio

felicidades

gueRRera de la LUZ dijo...

Vamos a ver Lidia, ya sabemos lo de lo "ordinario", pero lo ordinario lo vive todo hijo de vecino. Y, como te dije en el anterior post, TODOS los cristianos han de santificarse en su vida ordinaria: "Sed perfectos..."

A mi me gustaría que contaras algo sobre sobre cómo vives TU, en tu centro de la Obra lo ordinario de forma extraordinaria (que es de lo que se trata).

Ya imagina todo el mundo que tu vida es muy "normal", pero es que el 99% de la gente tiene una vida normal.

Estaría bien que contaras COMO santifica una persona que vive en un centro del Opus Dei una vida normal, que supongo que es de lo que va el blog.

No es el QUE, si no el COMO.

Gracias.

Un beso.

Agur.

gueRRera de la LUZ dijo...

Se me olvidaba, felicidades por la fiesta de ayer, que es para lo que entraba.