lunes, 13 de octubre de 2008

Siguiendo con lo de la lectura...

La verdad es que el otro día dejé de escribir por que iba a ser sino una entrada muy larga, pero se me quedaron algunas cosas sin terminar de aclarar. Algo dije de que hacía un rato de lectura de algún libro espiritual y que lo explicaría, pero quiero explicar antes lo de que todos los días leo un rato el Evangelio. Así es. Cosa que es, desde mi experiencia y la de muchos cristianos, confirmada por lo que aconseja la Iglesia y por otro lado el sentido común, algo muy importante en mi vida. En realidad la vocación al Opus Dei es como una confirmación de la vocación cristiana. Y el cristianismo no es -a pesar de que hoy en día mucha gente lo entienda e incluso muchos cristianos lo vivan así- un conjunto de obligaciones y prohibiciones. No se trata de eso. Pensar eso del cristianismo sería quitarle la esencia y pensar en una especie de corsé que hace que tu vida sea una especie de angustia y que no puedas disfrutarla como los demás. Y de eso nada. Yo me considero una afortunada por haber conocido la fe cristiana y por que me han enseñado a vivirla de una forma radical -en el sentido de que para mi ser cristiana no es algo de un rato, sino que marca toda mi vida y todo mi día- y a la vez esponjada (no sé si se entiende esto). Vamos que yo de encorsetada no voy por la vida, ni creo que lo esté. Todo lo que hago es por que quiero. Y volviendo a lo del Evangelio - Deus meus que capacidad de irme por las ramas (que pena que no sepa como se dice rama en inglés porque me aflora la vena Vaughan)- un cristiano es el que sigue a Cristo y para seguir a alguien hay que conocerle. Y no solo eso, hay que tratarle. El Evangelio (Palabra de Dios) es uno de los cauces por los que Dios nos habla (de ahí lo de palabra) y cada uno tenemos que descubrir que lugar tenemos nosotros en el Evangelio. Continuaré explicándome que again (ahí va Vaughan) me estoy alargando. Alé happy day a everybody y creo que ya he conseguido quitar lo de las letras, no?

2 comentarios:

eva dijo...

No se podria explicar mejor. Sigue asi con tu blog.
Eva

Ángel dijo...

Efecticamente, las letras no aparecen. Todo un detalle, gracias.