viernes, 24 de abril de 2009

Pig Brother

Madre mia!!! No es que me haya dado una vena con los animales a cambio de la vena Vaughan, es que después de que pusiera en el blog la entrada de que no es lo mismo ser persona que animal, solo leo noticias relacionadas con ellos. La que más gracia me hizo fue la que anunciaba el nuevo reality show sueco "Pig Brother". Las nuevas y rosadas estrellas del mundo del ciberespectáculo son cuatro cochinillos con nombres verdaderamente chics: Piggy, Lilly, Pauli y Fredi. Ole ahí con el super interesante new program!!!! Y hoy resulta que nos cuentan que la agresividad de un perro es directamente proporcional a la agresividad de su dueño. Y hace unos días contaban como una mona vivía el luto riguroso por la muerte de su mono-love, hasta que apareció otro pedazo mono que le cautivo irresistiblemte y la mona no tuvo más remedio que dejar de estar sad para estar happy again comenzando su new relation con su new monkey. Todo de lo más lovely. No me parece mal. Simplemente me sorprende que tengamos que emocionarnos con el luto de la mona, con la agresividad del pobre perro por culpa del capullo de su amo y con los cuatro cerdos suecos...Menos mal que también leí como un niño de cuatro años salvó la vida de su madre al llamar a urgencias para que la atendieran por que se había desmayado. Me alegro de que también nos animen a conmovernos con lo que las personas podemos hacer. Vale más la persona que el animal -y que conste que no estoy en contra de los animales y defiendo su cuidado- pero creo que hay que tener esto claro. No vaya a ser que al final velemos más por la integridad del animal y se nos olvide que lo verdaderamente importante es defender la integridad de la persona. Que rollo de entrada me ha salido. A ver si me animo a lo largo de la mañana y escribo algo más para my dear público.

5 comentarios:

Ángel dijo...

Bien

Viva Cartagena dijo...

Ja, ja, ja! Me encantan tus entradas. Pero disiento, claro, porque a ver si va a valer más la persona violadora de niños e incluso de bebés -y reicidente- que el buen perro guía de ciegos, por no nombrar a otros. Ni hablar. El perro es un ser inocente mientras que el violador es un ser corrompido. Un perro es fiel a su naturaleza, un hombre… menos.
Si a lo que te refieres es al precio que paga Dios por el hombre, pues sí, le salimos mucho más “caros”. No hay comparación.

Repito dijo...

Ja, ja, ja! Me encantan tus entradas. Pero disiento, claro, porque a ver si va a valer más la persona violadora de niños e incluso de bebés -y reincidente- que el buen perro guía de ciegos, por no nombrar a otros. Ni hablar. El perro es un ser inocente mientras que el violador es un ser corrompido. Un perro es fiel a su naturaleza, un hombre… menos.
Si a lo que te refieres es al precio que paga Dios por el hombre, pues sí, le salimos mucho más “caros”. No hay comparación.

Viva la vida dijo...

Aquí me explico:
http://dyas-castilla.blogspot.com/

Repito dijo...

El comentario que te hice es duro y pido disculpas por siquiera nombrar a esa clase de gente que comete lo que comete..., pero por mi trabajo los veo y te aseguro que muchas veces es mejor tratar a inocentes perros que tener que tratar con los "otros".
Y ahora, la gripe porcina ¿ves?, ésta coincide con el título de tu entrada...